¿Cuánta agua hay que beber cada día?

Tener una buena hidratación es fundamental para mantener las funciones básicas del organismo. De ello depende el buen funcionamiento de nuestro cuerpo, que tengamos una buena regulación de la tensión arterial, la temperatura corporal, la digestión y una correcta eliminación de toxinas. Así que te preguntarás ¿cuánta agua hay que beber cada día para estar bien hidratado?

Los resultados de diferentes investigaciones ponen de manifiesto que no se cumplen las recomendaciones de los organismos europeos respecto a la ingesta diaria de agua. No estar correctamente hidratados puede provocarnos síntomas agudos a corto plazo (dolor de cabeza, falta de concentración, fatiga, pérdida de consciencia, etc.) y síntomas crónicos a largo plazo (estreñimiento, falta de rendimiento, aumento en el riesgo de litiasis renal, etc.).

Consumo de agua según grupos de edad

La EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) establece un consumo general de líquido para los diferentes grupos de población:

  • Niños de 9 – 13 años: 1.9L para las niñas y 2.1L para los niños.
  • Adolescentes, adultos y personas mayores: 2L para las mujeres y 2,5L para los hombres.
  • Embarazadas: Se añaden 300ml a los 2L recomendados.
  • En periodo de lactancia: Se añaden entre 600 y 700ml a los 2L recomendados.

Sin embargo, esto no significa que toda la cantidad de líquido se tenga que aportar a partir de agua. En realidad, la recomendación dice que un 50% de lo mencionado debe provenir del agua, un 25% de otras bebidas saludables y el restante 25% de alimentos sólidos, como verduras y frutas.

Por otro lado, es importante recalcar que estas cantidades se recomiendan de forma general. No obstante, estas necesidades también dependen de otros factores como: la actividad física, la exposición solar, la temperatura, la humedad, el tipo de alimentación, los fármacos, las patologías, etc.

¿Qué cantidad de agua tengo que beber?

Por todo lo mencionado anteriormente , la recomendación principal es beber en función de la sed e introducir una serie de hábitos que te ayudarán a mantener una buena hidratación:

  • Beber agua en las comidas principales
  • Evitar bebidas azucaradas y alcohólicas
  • Asegurar una adecuada ingesta de frutas y verduras (Se recomiendan 5 raciones al día)
  • Combinar con otras bebidas saludables (infusiones, café, lácteos, sopas, gazpachos, algunos batidos o granizados caseros, etc.)
  • Procurar tener agua a mano en todo momento (Para no recurrir a otras bebidas poco saludables)

Atención especial en ancianos y niños
Como comentamos, la sed es el mecanismo más útil que tenemos para saber cuándo necesitamos hidratarnos. Pero determinados colectivos, como ancianos y niños, pueden tener el sentido de la sed algo modificado, por deterioro en el caso de los ancianos, y por falta de desarrollo, o alterado por estar comúnmente expuestos a bebidas azucaradas, en el caso de los niños. Debido a esto, son más vulnerables a padecer episodios de deshidratación o golpes de calor.

Por ello, además de seguir las recomendaciones mencionadas, es importante recalcar el hábito de tener agua a mano en todo momento, para que no sea la pereza lo que les impida beber, y para que no caigan en el consumo de bebidas menos saludables.

Bibliografía:
https://www.efesalud.com/congreso-hidratacion-recomendaciones-agua/#:~:text=As%C3%AD%2C%20la%20Autoridad%20Europea%20de,para%20la%20poblaci%C3%B3n%20femenina%20adulta.

https://www.lne.es/vida-y-estilo/salud/2013/08/01/hidratado-consecuencias-salud/1450001.html#:~:text=Seg%C3%BAn%20el%20profesor%20Llu%C3%ADs%20Serra,dolor%20de%20cabeza%2C%20falta%20de

https://blog.rtve.es/nutricionrtve/2017/07/hidrataci%C3%B3n-saludable-a-todas-las-edades.html#:~:text=%C2%BFCU%C3%81NTA%20CANTIDAD%20DE%20AGUA%20DEBEMOS,%E2%80%9C8%20vasos%20de%20agua%E2%80%9D.